El Mundo Marino de Puerto Madryn

La costa de Chubut aloja a la colonia continental de pingüinos más grande de América. También es el lugar que eligen las ballenas, las orcas, los lobos y elefantes marinos en esta época del año.

Ballenas, pingüinos, orcas, lobos y elegantes marinos son algunos de los protagonistas del mundo marino que aloja Puerto Madryn y Península Valdés. Los golfos Nuevos y San José, y toda la costa de Chubut, es el mar que eligen estas colonias, cada año más numerosas, y que coinciden en la temporada que va de septiembre a diciembre. Así, se puede decir que estos meses son garantía de avistajes increíbles, con mucha cola y saltos de ballenas y ballenatos, desfiles de miles, cientos de miles, de pingüinos de Magallanes, orcas en plan de cacería, elefantes y lobos marinos muy curiosos.

Mucho mejor que en cualquier parque marino, desde la playa o desde balcones en acantilados de Puerto Madryn y Península Valdés se puede ver a toda esta fauna, no sólo en su ambiente natural, sino también al por mayor. En el Área Natural Doradillo por ejemplo, las respiraciones de las ballenas rompen la monotonía del mar calmo; y resulta difícil contar la cantidad de ejemplares que recorren la bahía de una punta a la otra, y otra vez de regreso. La gente las acompaña desde la playa, pateando piedritas de canto rodado, bajo el abrigo de alguna manta y cebando mates. Otra opción para verlas, aún más de cerca, son los avistajes embarcados que se ofrecen en Puerto Pirámides en catamaranes, gomones semirrígidos y en el Yellow Submarine, un semisubmarino con ventanas bajo el nivel del agua e hidrófonos para escuchar cómo se comunican.

Declarada Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco en 1999, Península Valdés ofrece un verdadero safari marino en la Patagonia. La otra figurita presente a partir de septiembre y hasta marzo es el Pingüino de Magallanes. 170 kilómetros al sur de Madryn, Punta Tombo es la colonia más importante de la zona, de hecho, es la colonia continental más grande de América, con casi un millón de ejemplares. Por las pasarelas aéreas de la reserva se los puede ver en sus nidos, camino al mar en busca de alimento o dándole de comer en la boca a sus pichones. Además, entre los pingüinos también se distinguen gaviotas cocineras, skúas, patos vapor, cormoranes reales y de cuello negro, palomas antárticas y petreles. En las cercanías de Puerto Madryn hay otras colonias de pingüinos, como la de la Estancia San Lorenzo, área protegida en Punta Norte, que también tiene restaurante, senderos auto-guiados para conocer la flora y la fauna del lugar y un galpón de esquila.

Los elefantes y lobos marinos se dejan ver en varios puntos de la costa de Chubut, entre ellos, las reservas de Punta Loma y Punta Pirámide. En Puerto Madryn hay varios prestadores que ofrecen excursiones de buceo y snorkeling con lobos marinos. La consigna es tirarse al agua y esperar a que ellos, que se caracterizan por su curiosidad, se acerquen y jueguen con las patas de rana, el traje de neoprén y las antiparras de sus visitantes. Pero los turistas no son los únicos que se acercan: especialmente en las playas de Punta Norte, entre los meses de septiembre y abril, lasorcas también se asoman buscando presas. Esperan a que la marea suba y en cuanto ven la oportunidad, se varan intencionalmente en la playa para poder capturar crías de lobos marinos y alimentarse. Si bien hay orcas desde el mes de septiembre, este comportamiento es más fácil de ver entre fines de febrero y abril, siempre en horarios que coinciden con la marea alta.

Comments

comments